Deidad budista encotrada en extraño meteorito

0
604

Investigadores de la Universidad de Stuttgart han descubierto que una invaluable estatua de Buda traída por una expedición nazi en 1930, conocida como el “Iron Man” que fue tallada a partir de un meteorito que se estrelló contra la Tierra hace 15.000 años.

Según informes de prensa, el análisis de la estatua muestra que está hecha de un increible material muy raro de hierro – níquel presente en estrellas fugaces.

La estatua fue robada del Tíbet durante la Segunda Guerra Mundial.

En el pecho tiene una cruz gamada budista, símbolo de la suerte que más tarde fue copiado por el partido nazi de Alemania.
El análisis químico de las muestras de la estatua revela que se trataba de un meteorito Chinga, que se estrelló en el área de lo que hoy es la frontera entre Rusia y Mongolia alrededor de 15.000 años atrás.

ESCRITO POR EL EDITOR