El secreto bien guardado de Mathura

0
709

La fundación Braj ha restaurado el pasaje de Koile, el lugar del que Vasudev cruzó Yamuna llevando al bebé Krishna en su cabeza.

Janmashtami, el festival en el que se celebra el nacimiento de Krishna, está a sólo un par de días y Brajbhoomi se desborda de visitantes. Incluso, en el pasaje de Koile, el lugar donde se dice que comenzó todo, no hay casi nadie, prohibiendo la entrada de unos cuantos lugareños.

Hay una estatua de ocho pies de alto de Vasudev llevando al niño Krishna cerca de los escalones que conducen a Yamuna, una recreación de la mitología popular.

Ninguno de los operarios del recorrido guía a los peregrinos o turistas a este lugar. Tampoco el departamento de turismo planeó ninguna publicidad para este pasaje bien mantenido. Sin embargo, la gente de la zona conoce su mitología.

Los textos religiosos dicen que después, él sacó milagrosamente al niño Krishna de la prisión de Kansa en Mathura en la oscuridad de la noche. Fue desde ahí que Vasudev cruzó el Yamuna para llegar a la casa de Nand en Gokul al otro lado del río. Cuando Yamuna subió para tocar los pies del niño divino, llegando de manera peligrosa hasta la cabeza de Krishna, Vasudev temió que estuviera a punto de ahogarse. “Koi le Koi le”, gritó, suplicando que alguien tome al bebé ya que temía que el río se lo llevara.

Curiosamente, imágenes satelitales muestran que Yamuna es el río más corto en ancho y el menos profundo en profundidad cerca de este pasaje.

Ubicada en la parte periférica de Mathura, opuesta a la refinería del municipio con tuberías de la refinería que pasan por encima, y rodeada por el frondoso y verde Ruchil Van, el pasaje de Koile estaba en mal estado hasta que la fundación Braj, una ONG que trabaja para la conservación del agua, la restauró a su tamaño original, 36 pies de ancho y 16 pies de alto. Usando piedra roja para reconstruir el pasaje y construir una plataforma en la entrada, la ONG levantó la estatua de Vasudev en la entrada.

Mientras que la familia Mundhra de Kolkata donaba 1 millón 900 mil rupias para el trabajo de restauración, Ruchil Van con aproximadamente 7 hectáreas adyacente al pasaje se sembró de nuevo con la ayuda de la Indian Oil Corporation. El trabajo se completó en septiembre de 2009 y el sitio se otorgó a Sanrakshan Samiti del pasaje de Koile como aldea para su mantenimiento.

Giridharilal Sharma, quien fue miembro del Samiti, dice que en las noches de Diwali y Yamadwitiya, los lugareños de todo Braj se congregan aquí para poner a flotar cientos de lámparas de barro en el río.

Vineet Narain, presidente de la fundación Braj, dice, “el pasaje de Koile es el único sitio en toda la región de Braj donde, al pararse en los escalones, uno puede ver Gokul en el otro lado del Yamuna, Vrindavan a la izquierda, y Mathura en la noche. Ningún otro lugar posee esta vista panorámica. Y a diferencia de otros pasajes de Mathura y Vrindavan, donde estacionar es un problema y la ruta congestionada y sucia dificulta el paso a los peregrinos y turistas, aquí uno puede conducir directamente hasta la entrada del pasaje de 26 escalones. La tranquilidad del río Yamuna limpio le da un ambiente perfecto”.

El funcionario distrital de Mathura, Alok Tiwari, está de acuerdo de que es necesario de que se derive el público que abarrota los pasajes de Mathura, particularmente el pasaje de Vishram, a sitios alternativos tales como el pasaje de Koile. “Mathura tuvo varios pasajes, pero sólo han sobrevivido alrededor de 20. Para que éstos puedan restaurarse y mantenerse, el requisito principal es un cambio en la actitud de la gente. Es interesante tener un pasaje de Koile como sitio alternativo para realizar la Yamuna puja, pero nada es posible sin la participación de la sociedad civil”, indica, añadiendo que quizás los peregrinos prefieren los pasajes que son más próximos a la ciudad.

Pero el motivo principal es quizás la falta de publicidad. Cuando se pide la restauración y desarrollo de diversos sitios turísticos/de patrimonio cultural en y alrededor de Mathura-Vrindavan, el funcionario de turismo, D K Sharma, no duda en resaltar que el trabajo principal de su departamento es crear publicidad.

Al mismo tiempo, admite que el pasaje de Koile no se ha promovido adecuadamente. “El gobierno ha proporcionado 12 millones de rupias para la restauración, mantenimiento y desarrollo de pasajes este año, la cantidad más alta en la última década más o menos. El dinero llegará pronto a los comités técnicos que están considerando diversas propuestas con respecto a los pasajes. El departamento de turismo no es directamente responsable del trabajo actual, ya que los sitios dependen de los ingresos del departamento”, indicó, añadiendo que su departamento está trabajando en la restauración y desarrollo del pasaje de Thakurani en Gokul y Davanal Kund en Vrindavan.

Puede pasar un poco de tiempo antes de que el pasaje de Koile capte la atención de la administración y de los turistas. Y hasta que la gente llegue aquí, el pasaje de Koile permanecerá como un secreto muy bien guardado, un lugar en el que tiempo no ha transcurrido desde la noche de Janmashtami, una salida pacífica de una bulliciosa ciudad de templos.

 

Escrito por Alokparna das / The Indian Express

Traducido por: Bhakta Danny Alonso Salinas Coloma