Los remanentes de Srila Prabhupada

0
731

Una vez el difunto Sripada B. S. Govinda Maharaja, heredero espiritual de Sri Caitanya Saraswata Math, esa noble y digna institución de Srila B R Sridhara Maharaja, refiriéndose a todos los seguidores de Bhaktisiddhanta Saraswati Thakura, dijo, “Todos estamos viviendo de los remanentes de Swami Maharaja”. Con esto, se refería a la campaña de prédica de nuestro Srila Prabhupada.

Es alentador pensar en aquéllos que son discípulos y grandes discípulos de Srila Prabhupada, y en gran medida es verdadero. Aunque existen aquéllos que predicaron y pusieron en práctica independientemente lo de nuestro Guru Maharaja, y entre ellos algunos individuos poseen más amor por Krishna que todos los seguidores de Srila Prabhupada juntos. Están demasiado endeudados con él por la dignidad que trajo al Gaudiya sampradaya, y por haber manifestado el deseo de Srila Bhaktivinoda Thakura como servidor más dispuesto de Srila Bhaktisiddhanta Saraswati Thakura.

Esta línea de Thakura Bhaktivinoda es, en nuestra opinión, la ortodoxia del vaisnavismo Gaudiya. Él fue el séptimo Goswami, siguiendo los pasos de Sri Rupa, Sanatana, Sri Jiva, y otros. Srila Prabhupada solía decir que su misión era la misión de Bhaktivinoda. En el idioma de Prabhupada Bhaktisiddhanta, todos somos “Bhaktivinoda parivara” y, por la gracia de nuestro Srila Prabhupada, tenemos un lugar conmemorable en esta familia más honorable.

Fuera de nuestra familia, existen otros admiradores de Mahaprabhu. Ellos también, aunque en muchos casos sólo en un sentido material, están viviendo de los remanentes de nuestro Srila Prabhupada. Aunque algunos han reconocido su contribución y le rinden tributo con verdadero sentimiento espiritual en ocasiones, considerándolo como el único que cumplió la profecía de su Señor, son minoría. Son grandes personas que tienen una posición espiritual para reconocer que fuera de su propio linaje formal, el verdadero descendiente espiritual de Mahaprabhu apareció en la forma de su personaje, esparciendo luz en todo el mundo en el séptimo Goswami y su heredero espiritual: el Prabhupada de nuestro Prabhupada. Otros también rinden tributo a nuestro Prabhupada, reconociendo que ellos también están viviendo por su misericordia. Él les trajo prosperidad material a su profesión religiosa. Aunque nuestro Gurudeva mismo aborreció tal vaisnavismo profesional, él ha mostrado, no obstante, misericordia a tales personas. Si no fuera por nuestro Srila Prabhupada, habrían permanecido como guías, pero en un camino no muy frecuentado en la jungla religiosa del mundo, y, por tanto, serían profesionales con pocos patrones. En Vrindavana, él los criticó, y, de no ser por él, en la actualidad ellos viven en Vrindavana de sus remanentes como seguidores que no sabrían nada de su religión.

Nuestro Guru Maharaja es alabado por razones correctas y equivocadas, y aquéllos que lo critican lo hacen por su propia cuenta. Por tanto, somos los descendientes de un gran acarya de la ortodoxia de Sriman Mahaprabhu. Todavía, debemos preguntarnos, “¿Estamos viviendo de estos remanentes de manera que dentro de la ortodoxia estamos fuera de su gracia?”. Debemos asegurarnos que eso sea posible. Estamos viviendo de lo que él ha hecho y no estamos haciendo nada por él, reclamando todo pero somos nosotros quienes somos sus seguidores, y por ese motivo, ¿estamos solos? Si éste es el caso, somos nosotros quienes atraeremos nada más que su disgusto, a pesar de nuestras palabras de alabanza en su nombre en esta ocasión.

Entonces, ¿qué significa ser seguidor de Prabhupada? Esta pregunta yace en su verdadero seguidor tanto el día de hoy como todos los días de su vida: ¿Qué apoya, y qué puede no apoyar? ¿Cuánto de esto está dentro de nosotros, y qué tan dispuestos estamos en la actualidad para erradicar lo que él no soporta, y así pararnos a su lado, viviendo para lo que él representa?

No es una institución lo que él representa, sino un ideal que una institución formada para el único propósito de facilitar la aceptación de ese alto ideal. Éste es el ideal que es el hogar legendario en el que todo el mundo puede vivir.

 

Algunos pueden oponerse a que él dio tanto la institución como el ideal, y separar los dos es alejarse de los dos. Tales personas tienen poco conocimiento de la naturaleza de esta institución. Si esta institución es sinónimo de su ideal, no es la institución con la que estos opositores se identifican. La institución que es una con su ideal tiene paredes móviles, y puertas secretas. No es laukika, sino alaukika. No es una estructura rígida en la que todo está cimentado sobre piedra. Sus reglas estás hechas para romperse, siempre que sirvan sólo para promover la vida de amor que domina la vida bajo la ley.

Este servidor sólo conoce demasiado bien su propia experiencia de amor. Cuando se difundió regularmente el anuncio matutino, “Sólo los sannyasis y GBC se les permitirá acompañar a Srila Prabhupada en su caminata matutina”, no obstante, él acompañó rápidamente a Su Divina Gracia y a menudo conseguía su atención, como Srila Prabhupada preguntaría a su insignificante discípulo predicador, “¿Qué están diciendo?” refiriéndose a la gente común que se encontraban distribuyendo las enseñanzas de Prabhupada. Para el hombre y mujer comunes, la casa de Prabhupada estaba abierta para el ideal poco común de Sri Caitanya.

Srila Prabhupada representa esto, con esto su corazón anhela que todos lo abracen. Incluso aquéllos mencionados anteriormente que viven no sólo para lo que él soporta. Él llama a todos también para que vivan como Mahaprabhu Sri Krishna Caitanya ha enseñado: no meramente en precepto, pero en la práctica. Con esto, somos nosotros, sus discípulos y grandes discípulos, quienes más que ninguno debemos escuchar su llamado. Si hacemos esto, nada más hará más que inspirar a todos junto con el vaishavismo Gaudiya en los tiempos modernos para regocijarse en la realización que están viviendo de los remanentes de nuestro Srila Prabhupada, y asimilando esto, se elevarán a la plataforma espiritual, bailarán con nosotros y cantarán el santo nombre de Srila Prabhupada, el de Sri Krishna Caitanya, meramente. El nombre de Sri Krishna Caitanya pertenece a Srila Prabhupada. En este sentido, es él quien vive en la realidad de “Krishna es mío (mamata)”, el apogeo de la autorealización teísta de Vraja, podría dar a conocer ese nombre a uno y todos como hizo nuestro Prabhupada. Que nos bendiga con su santo recuerdo en días como éste y de hoy en adelante.

Escrito por Swami B.V. Tripurari

Traducido por: Bhakta Danny Alonso Salinas Coloma