Sri Advaita Prabhu

0
558

Sri Advaita Prabhu
Escrito por Srila B.R. Sridhara Maharaja

Advaita Acarya fue una persona de edad avanzada. Él incluso fue mayor que el padre de Mahaprabhu, pero siempre consideró que Mahaprabhu no era un hombre, es por esto que constantemente trataba de mostrarle respeto. Pero Mahaprabhu nunca permitió esto, Él decía: “¿Qué? Usted es una persona de edad. Usted está en el rango de mis guardianes, en el rango de mis padres. Usted no debería honorarme a Mí, al contrario yo soy quien le rinde honores.” A la fuerza tomaba el polvo de los pies de Advaita Acarya quien quedaba frustrado. Luego Advaita Prabhu pensó: “Idearé un plan para poder recibir Su castigo.”

Advaita Prabhu fue a su casa en Santipura y comenzó a predicar jnana-marga, mostrando que la liberación (mukti) es el nivel más alto y que el Bhakti es inferior: “El principio del Bhakti admite que Dios es completamente independiente, nosotros podemos tratar de complacerlo, pero Él puede, o puede que no, se complazca, ya que es Su voluntad. Entonces ¿cuál es la necesidad de perseguirlo alocadamente? Dios puede, o no puede, que sea atraído hacia uno y nosotros puede, o puede que no, logremos conseguir su gracia, es siempre una incertidumbre. Pero la liberación (mukti) está en nuestras manos: por ciertos métodos prácticos podemos entrar en samadhi, así que por esto la liberación (mukti) es nuestro amigo y real final. Nosotros debemos tomar esto.” De esta manera, Advaita Acarya comenzó a predicar en los campos de Santipura.

Las noticias llegaron a Mahaprabhu: “Advaita Acarya solía predicar para Su campo pero ahora él predica en contra de Sus principios.” Luego, un día Prabhu Nityananda y Mahaprabhu fueron a Santipura y ¡Que escena!  Mahaprabhu comenzó a darle una golpiza a Advaita: “¿Por qué me has invitado y me has traído hasta aquí? Por tu invitación y la atracción que tengo por ti he venido, pero ahora tú ests en contra mía. ¿Cuál es la razón?” Mahaprabhu comenzó a darle bofetadas. Haridas Thakura se estremeció: “¿Qué es esto? Estoy viendo cosas inconcebibles.” Prabhu Nityananda se paró y se encontró disfrutando de algo y preguntándose qué más podría suceder. La esposa de Advaita Prabhu, Sita Thakurani, protestó: “No, no lo golpeen es un hombre viejo. Lo matarán. Terminen con esta golpiza.” Pero Advaita Acarya vino sonriendo: “Ahora me he vengado de Ti, siempre viniste a tomar el polvo de mis pies, pero ¡Ahora mira! Has venido a castigarme, así que ¿Quién es superior? ¿Usted o yo?” Después de esto fue Mahaprabhu quien estuvo un poco enfermo y Advaita Acarya salió sonriendo.