MADANA-MOHANA TEMPLO

El templo esta situado en la colina de Dvdasaditya (la colina de los doce soles). Después de castigar a la serpiente Kaliya, el Señor Krishna sintió frío por estar en el agua durante un largo tiempo, escalando esta colina, Él se recostó para descansar en el sol brillante, y en ese momento doce soles aparecieron en el cielo por la gracia de Krishna .

El Madana Mohana Templo fue establecido por Sanatana Goswami, este fue uno de los primeros templos construidos en Vrindavana, que en ese tiempo era solo un bosque, la Deidad original de Madana-Mohana fue llevada a Karoli en Rajasthan. Por seguridad durante el ataque a Vrindavana por los soldados del fanático emperador Aurangzeb.

El Señor Caitanya mostró un intenso amor por Sanatana Goswami, una vez el Señor dijo a Sanatana que "tu cuerpo me pertenece, es un instrumento principal para ejecutar muchas funciones importantes, a través de tu cuerpo yo ejecutaré muchas tareas. Tu tienes que aceptar los principios básicos para los devotos, también las características y deberes de un Vaishnava, y explicar más a cerca del servicio devocional del Señor Krishna , como también excavar los lugares perdidos de los pasatiempos de Krishna , construir templos y enseñar a la gente como adoptar la orden de la renuncia (Sanyasi)"

La original Deidad de Madana Mohana fue descubierta por Advaita Acarya en la base del árbol Baniano justo debajo de la Colina de Dvadasaditya. Cuando Advaita decidió salir el dejó la Deidad bajo el cuidado de un Brahmana llamado Choube el cual lo cuidó como uno de sus propios hijos. Muchos años pasaron y ambos Rupa y Sanatana visitaron Mathura para mendigar y un día Sanatana Goswami pasó por la casa de este mismo Brahmana, pero quedó aterrado al ver que todos los niños, hijos del brahmana estaban jugando con Madana-Mohana. De inmediato llamó a Choube y lo reprendió por no mostrar el debido respeto a la Deidad. Luego le mostró las reglas y regulaciones de la adoración a la Deidad. Esa misma noche, los dos hermanos volvieron a Vrindavana, pero Sanatana tuvo un sueño en el cuál Madana-Mohana le decía que había sido muy feliz, viviendo en esa casa como uno de sus niños, pero desde que el Brahmana había introducido tantas reglas y regulaciones ya estaba muy aburrida. A la vez, esa misma noche el Brahmana también soñó que Madana-Mohana le decía: "como tu tienes tantos niños y Sanatana no tiene ni uno, por favor llévame a Sanatana". La próxima mañana Sanatana corrió hacía la casa del Brahmana para disculparse, pero para su sorpresa el Brahmana ya tenía lista la deidad para entregarle, explicándole el sueño que había tenido dijo a el Goswami que se llevara a Madana-Mohana, al principio, Santana se rehusó porque no podía ofrecer buenos alimentos a la Deidad. Ya que el solo vivía de comer chapatis secos, pero esa misma noche, la Deidad se le reveló de nuevo a Sanatana y le dijo que el comería lo que el le ofreciera.

Sanatana Goswami entonces trajo a Madana-Mohana a Vrindavana, al lugar donde el hizo su Bhajam, situado en la cima de la colina llamada Dvadasaditya, y mantuvo la Deidad en un árbol cercano. Sanatana regularmente ofrecía solo chapatis secos a la Deidad. Un día de repente Madana-Mohana le preguntó a Sanatana Goswami por algún poco de sal, para su Chapati y Sanatana Goswami le dijo a Madana: "si ves, ahora me pides sal, mañana tal ves quieras azúcar; pero yo soy un hombre viejo y tengo que escribir muchos libros; por favor no me pidas más, tan solo acepta estos chapatis secos".

Sucedió que el mismo día, un comerciante rico desde Multan en Punjab, estaba trayendo tres grandes barcos llenos de sal y otras mercaderías bajando el río hasta Agra, para vender en el mercado local. Cuando el estaba pasando por el Kaliya Gatha, los barcos se atollaron en la arena y no se podían mover. Con mucha ansiedad el comerciante, quien se llamaba, Rama dasa Kapur, llegó hasta la playa para buscar ayuda. De repente Madana-Mohana, con la apariencia de un lindo pastorcillos de vacas vino y recomendó a Rama das que buscara la ayuda de Sanatana Goswami un santo que vivía en la colina de DvaDasaditya. Subiendo la Colina, Rama das Kapur, vio a Sanatana Goswami ocupado en su Bhajam y le preguntó si podría ayudarlo a sacar su barco, y Sanatana le dijo que solo Madana-Mohana podría ayudarlo y que entonces debería adorarlo. Tan pronto que Rama dasa adoró a Madana-Mohana apareció una tormenta y llovió duramente, llenando el río y milagrosamente los barcos pudieron salir de la arena. Rama dasa, era demasiado feliz y prometió volver después de terminar sus negocios en Agra. En un corto tiempo Rama dasa Kapur volvió habiendo vendido toda su mercadería a un buen precio y quería dar todo ese dinero a Sanatana en agradecimiento por la ayuda que recibió de Madana-Mohana. Sanatana le sugirió que construyera un bonito templo para Madana-Mohana, que mas tarde el construyó. También el construyó un Gatha debajo del templo hecho de fina arenisca rojiza.

Desafortunadamente después de 100 años cuando el emperador Aurangzeb, mandó sus soldados a destruir sus templos de Vrindavana, el Madana-Mohana templo también fue despedazado.